Plaza de la Vigía

Plaza de la Vigía

Plaza de la Vigía. Centro fundacional de la ciudad de Matanzas, a partir de ella se inicia el trazado de sus principales vías de acceso de la futura urbe. Su ubica en el centros Histórico Urbano, Calle Magdalena e/ Milanés y Río "Matanzas". Matanzas

Descripción

Primera Plaza de Armas construida en la villa. Aquí se fundo la ciudad, el 10 de octubre de Siglo XVII, 1693. En sus alrededores se conservan importantes construcciones típicas del Siglo XIX como el Teatro Sauto, la antigua Aduana, el Palacio de Junco, edificio "La Vigía" y otros.

Es el núcleo fundacional de la ciudad de Matanzas: su primera Plaza de Armas. Entorno a ella creció la urbe a partir de 1693. La enmarcan edificios de mucho interés como el museo "Palacio del Junco", el Teatro Sauto y el Cuartel de Bomberos. Monumento Local,el edificio La Vigia y otros

Este espacio urbano se conoce con el nombre de Plaza de La Vigía, en memoria del antiguo fuerte que con ese nombre se levantaba cerca del lugar y que durante más de un siglo protegió la urbe de los ataques de corsarios y piratas, cumpliendo con ello su función como parte del cinturón defensivo de la zona. Derribado entre finales de la década de 1850 y principios de la siguiente, en parte por su ineficacia estratégica, los terrenos que ocupó esta construcción militar y sus proximidades serían empleados para levantar dos de las edificaciones más emblemáticas de la llamada “Atenas de Cuba”, el teatro Esteban (hoy Sauto) y el Cuartel de Bomberos

Importancia

El 10 de octubre de 1693, en este lugar se reunieron las máximas autoridades de la colonia, para delimitar el área de la plaza y los principales edificios que la circundan: la aduana y la casa del corregidor Desde la segunda mitad del siglo XIX, el Palacio de Justicia, el Cuartel de Bomberos, el Palacio de Junco y el Teatro Sauto, constituyen las edificaciones más importantes de la plaza. En ella se encuentran ubicados ,además varios museos y se utiliza como sede de actividades políticas y culturales

Teatro Sauto

Está situado en la Plaza de la Vigía. Su construcción, de estilo neoclásico, se debió al empeño del destacado farmacéutico Ambrosio de la Concepción Sauto y Noda y se caracteriza por una magnífica acústica. La historia de este coliseo es la del esplendor económico y cultural que vivió Matanzas como resultado del boom azucarero del siglo XIX, que atrajo a sus campos cuantiosas inversiones en plantaciones e ingenios, y le permitió amasar en sus mansiones impresionantes fortunas. Este teatro es considerado uno de los más importantes de la nación y por sus tablas han pasado renombradas figuras del teatro, la danza y la música desde su fundación el 6 de abril de 1863, cuando ostentaba su primer nombre que fue Teatro Esteban, en honor al gobernador Pedro Esteban y Arranz En septiembre de 1959, esta institución pasó a ser propiedad del pueblo cubano y en 1978 fue declarado Monumento Nacional. El Sauto es subsede permanente además de los Festivales Internacionales de Ballet , Guitarra, Boleros de Oro, y Música Contemporánea. Cada año, ofrece temporadas del Ballet Nacional de Cuba y la Ópera Nacional.

Museo Palacio de Junco

El Museo Palacio de Junco es una construcción del año 1838 exponente del estilo neoclásico de la época, vanguardia en estilos constructivos. Se caracteriza por la combinación del diseño clásico romano con nuevas técnicas.

De forma general, los pilares sobre los que se desarrolló este movimiento fue el concepto de belleza basado en la pureza de las líneas arquitectónicas y la simetría. El gusto por la sencillez ante la ofensiva del barroco y el rococó con un predominio de lo arquitectónico sobre lo decorativo.

En la arquitectura del Museo Palacio de Junco resaltan las columnas con sus capiteles y frontones, los grandes arcos de medio punto y la inmensidad de la construcción de dos plantas, demostrando el esplendor del momento.

El edificio perteneció a uno de los más ricos propietarios de Matanzas: Don Vicente del Junco y Sardiñas. Dueño de grandes extensiones de tierra, de ingenios azucareros y negros esclavos. Su familia ocupó el inmueble hasta el año 1970 cuando pasa al gobierno revolucionario por la situación constructiva del lugar.

En la actualidad posee 19 salas de exposición, una de ellas con la muestra transitoria de acuerdo a diversas temáticas e intereses, otra ubicada en el antigua cuartel Goicuría, hoy escuela primaria y el resto lo conforman las salas con exposiciones permanentes. En su interior se recorre la historia de Matanzas desde los primeros habitantes, los aborígenes hasta 1959.

Hoy seis de septiembre el museo cumple 51 años de creado con ese fin social. En estos momentos la instalación se encuentra en reparación capital según confirmó su directora Lourdes Nuñez Mena que se realizará por etapas.

Cuartel de bomberos

El Cuartel fue inaugurado el 2 de febrero de 1873, siendo bendecido también por el Cura Párroco Juan Bautista Echániz Landa. Inspirado en la arquitectura neoclásica, el Cuartel de Bomberos de Matanzas es uno de los edificios más atractivos de su tipología en Cuba. Fabricado en cantería por el Ingeniero Bernardo de Granda y Calleja (ciertas fuentes mencionan también al Arquitecto Giordano Casas), el inmueble es considerado un exponente de la arquitectura militar2, posee una única planta, en cuyo interior se albergan los equipados carros modernos y donde se inauguró, en 1998, un pequeño museo que exhibe pertenencias de la agrupación en distintas etapas de su historia3. Las piezas principales de este “museo vivo” son las mencionadas bombas de vapor “Matanzas” y “Cuba”, además de la llamada “La Caridad”, perteneciente al Cuerpo de Bomberos del Comercio de Unión de Reyes, de patente inglesa e introducida en el país en 1894. La institución, primera de su género en Cuba atesora cientos de piezas museables, entre objetos y documentos pertenecientes a las distintas etapas de su historia y algunos autores afirman que durante las labores de restauración efectuadas en 1997 se hallaron pasadizos y túneles que al parecer se construyeron con el propósito de comunicar, por vía subterránea, el cuartel y la Aduana (desde 1912 Palacio de Justicia).

La edificación que ocupa actualmente el Comando de Bomberos en la provincia de Matanzas cumple 110 años. En la misma área convive desde 1998, el Museo de esta humana especialidad. De ahí que el valor de la institución sea mayor y la convierta en la única de su tipo en el país que alterna las páginas de la historia con el ejercicio cotidiano de salvar vidas humanas. La fachada del cuartel impresiona por su majestuosidad. Como eje visual se destacan las cuatro pilastras de orden jónico, sobre las cuales descansa un frontón que porta los símbolos de identifican a estos cuerpos de auxilio y salvamento. Conformado por tres grandes naves, la central posee además un número igual de ventanas. Dos de de ellas poseen arcos que rematan en esas lucetas de exquisito gusto, que llegaron a erigirse en un distintivo de la arquitectura colonial cubana, tanto por su uso decorativo, como por su función de propiciar mayor iluminación a los interiores. Algunos visitantes europeos han comparado el frente de la edificación con ciertos exponentes de la arquitectura inglesa. Para los matanceros es motivo de orgullo, conjuntamente con las construcciones aledañas que hacen de esta primitiva plaza un tesoro del patrimonio tangible

Actualidad

En ella se encuentran ubicados varios museos y se utiliza como sede de actividades políticas y culturales